Capilla Moriah – Trelew

Trelew volvió a dejarme boquiabierta, en esta oportunidad no fue la naturaleza circundante, no fueron los fresnos, ni los álamos reflejándose en las aguas del cauce del río Chubut en pleno otoño patagónico. De esa parte me ocupé en el post TRELEW EN OTOÑO. Anotaciones entre fotografías y exquisita gastronomía. El motivo de mi asombro, en esta oportunidad, tiene que ver más con la empatía y la disponibilidad hacia los visitantes que no siempre se encuentra en los destinos elegido

En uno de los barrios residenciales de la ciudad nos recibió una anfitriona más que generosa con su tiempo y  con una calidez inusitada. Pequeña, vestida de oscuro, con una sonrisa y un saludo absolutamente familiar, como si nos conociera de toda la vida, Nelia Humphrey nos abrió la puerta de la Capilla Moriah. Sentí que, además de abrir el templo, nos abría la puerta de la memoria y, por qué no, también su corazón.

WhatsApp Image 2019-05-14 at 20.41.59

Por fuera el templo luce austero, pero en perfecto estado de conservación. Pude imaginar su inauguración ocurrida el 4 de enero de 1880 y al Reverendo Abraham Matthews celebrando la ceremonia rodeado por un grupo poco numeroso de vecinos. Todo estuvo en manos de ellos, desde la donación del terreno para construir la que hoy es la capilla más antigua que se mantiene en pie, hasta la construcción de la totalidad de la misma.

WhatsApp Image 2019-06-03 at 18.05.15

Nelia nos invita al recinto donde los días domingo, los argentinos galeses (como lo indicó nuestra anfitriona) se reúnen porque así lo manda la iglesia protestante. El espacio  es tan despojado como la fachada de la capilla. Los bancos grises, alineados. Un pequeño escalón para acceder al altar cubierto por un mantel blanco tan impoluto como las paredes. Todo en una perfecta y austera armonía. Y allí,  nos agasaja haciéndonos oír su lengua, la lengua heredada de sus ancestros. Agradecidas, mi hija y yo, accedimos. Fue un momento inesperado de recogimiento y, a la vez, de alegría.

WhatsApp Image 2019-05-14 at 20.43.34

En el silencio absoluto de la capilla, oímos “ Yr Arglwydd yw fy Mugil; ni bydd eisiau amaf”. Nelia  nos traduce: El Señor es mi pastor, nada me puede faltar… (Salmo 23 – 1). A continuación, con suma cortesía y respondiendo preguntas,  permite  que recorramos el lugar, nos da tiempo para tomar fotografías y recuperar el tono de la conversación antes iniciada. La emoción nos ganó a las tres. Pude imaginarla, también a ella, caminando, hace algunos años, por las callecitas de la aldea galesa desde donde salieron sus abuelos.  Se me presentó su amable presencia oyendo y hablando su idioma con sus parientes,  y comprendí el apasionado relato.

En una sala contigua al templo, “algo descuidada por falta de fondos”-según el relato de Nelia- nos enteramos acerca de un importante evento que se realiza año tras año, es el Eisteddfod del Chubut. Es un certamen artístico de carácter bilingüe: galés y castellano. Es una de las expresiones culturales más importantes de la provincia dado que se profundiza en una tradición llegada a nuestro país de la mano de los primeros colonos que arribaron a las playas del Golfo Nuevo el 28 de julio de 1865.

Todo el evento está perfectamente reglamentado. Los premios tienen un importante valor simbólico, tanto el sillón bárdico a la mejor poesía en idioma galés, como la corona a la mejor poesía libre en idioma castellano.

Verdad, amor y justicia son los valores que el certamen busca promover junto al entendimiento y la paz internacional por medio del lenguaje de las artes, “expresiones del alma que minimizan las diferencias de los pueblos”, según las palabras de la comisión directiva. Quien desee conocer más puede hacerlo a través de mail: secretaria@eisteddfodpatagonia.com. Otra opción es mediante la web: http://www.eisteddfodpatagonia.com.

WhatsApp Image 2019-05-14 at 20.45.45

Llegado el momento dirigirnos al exterior nos encontramos con un “escenario” casi de película, el antiquísimo cementerio donde reposan los restos de los cuarenta y cuatro primeros colonos (no todos están identificados aún). Sobresalen en el lugar algunas lápidas cercadas de los más antiguos colonizadores. No es difícil imaginarlos oprimidos en su tierra debido a la religión que profesaban a y a su lengua,  intentando afincarse en esta parte de Sudamérica tan lejana, fría e inhóspita , de la que tenían alguna que otra noticia publicada por Fitz Roy. Sin embargo, se destacaron por su tenacidad y trabajo en tierras desconocidas,  con un clima que les era absolutamente hostil y cultivando una relación pacífica con los pueblos originarios.

WhatsApp Image 2019-06-03 at 18.04.11

WhatsApp Image 2019-05-14 at 20.47.08

En el ingreso, muy cerca de la capilla vemos un monolito embellecido por frutos rojos vecinos.  Leemos que se levantó en la memoria del Rev. Abraham Matthews. Su viuda eligió el lugar donde colocarlo, la capilla era como su hogar, el homenaje debía hacerse allí para el conocimiento de todos los visitantes.

WhatsApp Image 2019-05-14 at 20.48.24

Con los galeses llegó el cultivo, el riego, el ferrocarril, la imprenta, la escuela (en un primer momento al aire libre). Todo pone de manifiesto la vocación de arraigo de aquel grupo de hombres y mujeres que poblaron parte de nuestra Patagonia.  Pienso que seguramente habrá “otra campana” con respecto a esta parte de la historia, pero no puedo evitar quedarme con las palabras de Lewis Evans, absolutamente agradecido, diciendo “Quiero ser enterrado a orillas del río Chubut, bajo los sauces”.

2 comentarios sobre “Capilla Moriah – Trelew

  1. Qué bonito relato, las historias de colonos me encantan. Más que colonos para mí son migrantes, al menos en este caso.

    Hay una cosa que me ha llamado ma atención y poco tiene que ver con esto: El señor es mi pastor nada me puede faltar.

    En España se dice «nada me falta».

    Curioso, ¿verdad?

    Me gusta

  2. Buen día, Mariana!!! ¡Lectura atenta la tuya! Me agrada que así sea. Te voy comentando .., En esta parte de América, usamos el término «colonos» en referencia a la colonización española, se extiende a otras colonizaciones europeas. Sin darle, en mi caso, un tono peyorativo. No reniego de mi raíz italiana, si bien me considero profundamente americana. En cuanto a «inmigración» y sus derivados, también son utilizados. Esto no deja de generar discusiones, acuerdos y desacuerdos en la actualidad. Pero, la realidad indica que ambos vocablos conviven. Todo lo que escribí en el post fue dicho por la anfitriona (también la traducción del salmo) y así se lo publicita como destino turístico, al menos. Me encanta este diálogo que generás, Gracias!! Hasta cada momento!!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s