CAMINITO, LA CALLE MÁS “FOTOGÉNICA” DE BUENOS AIRES

Me pregunto qué atractivo tiene Caminito para los turistas argentinos y extranjeros, lo cierto es que sus escasos metros suelen estar llenos de gente hablando los más diversos idiomas. Todos disputándose el lugar exacto para obtener la imagen deseada. Esa ochava que lo identifica es, con certeza, uno de los lugares más fotografiados de Buenos Aires.

DSCN0640

¿Será su historia lo que lo hace tan visitado?, ¿será la estética de Quinquela Martín que se presenta a simple vista mientras uno recorre la callecita? o ¿será el tango y el sainete criollo que han contribuido para hacerlo conocido?

No obtengo respuesta, lo cierto es que Caminito, en el barrio de La Boca, es uno de los más concurridos de toda la ciudad.

Recorriendo la callecita de punta a punta, más de una vez, intenté encontrar una respuesta, y lo único que acude a mi mente son los diálogos que he leído y que pertenecen a un género teatral entre dramático y costumbrista donde se destaca una conjunción de voces e idiomas. Estos se me presentan como filtrándose a través de las paredes de chapa de los conventillos. Creo oír el cocoliche de los inmigrantes entremezclado con el lunfardo hablado por una buena parte de los nativos del lugar. Ambos conviviendo, interactuando en un ámbito donde la “picardía criolla”, la ambición y carencias se aunaban hasta darle una particular vida a esa zona “marginal” de Buenos Aires de fines de siglo XIX y principios del XX.

DSCN0654

Mientras camino, pienso en los miles de inmigrantes cruzando el mar, llegando al puerto y disputándose un lugar donde vivir en muchos casos. Los imagino compartiendo lo que hoy llamamos espacios comunes y exponiendo sus propios dramas, nostalgias y la ilusión de “hacerse la América”.

DSCN0650

En mi reflexión no deja de aparecerse Benito Quinquela Martín, un gran artista con una historia de pobreza a cuestas, pero también con una historia de superación. De ahí vienen los colores brillantes que ostenta Caminito, así como pintaba sus obras influía en los habitantes del lugar para que colorearan el frente de las casas, según se narra, utilizando restos de pintura de los barcos que eran renovados en el antiguo puerto de Buenos Aires antes de salir al mar.

“Crisol de razas” suele decirse. Recorriendo Caminito, esta frase toma sentido, ¿será ese su atractivo?, vuelvo a preguntarme mientras recorro el “museo al aire libre”. En mi deambular, observo la restauración de cada uno de los conventillos, fueron puestos en valor hace no mucho tiempo. También encuentro algunas esculturas de personajes emblemáticos y parejas que ensayan unos pasos de tango o señoritas que invitan a los hombres a posar como bailarines de época con un sombrero en la cabeza.

DSCN0644

Flota en el aire, a pesar del colorido y del movimiento continuo, un poco de nostalgia por recuperar el tiempo pasado. La cercanía de La Bombonera (Club Boca Juniors con su museo), las tiendas de recuerdos, los bares y las cantinas pobladas de turistas no me impiden recordar la letra cuya música compuso Juan de Dios Filiberto en 1926.

El tono apesadumbrado del tango, el Riachuelo y el viejo puente Avellaneda me acompañan en el momento de retirarme. Llega el atardecer, pensando en Caminito, me digo “una sombra ya pronto serás, una sombra lo mismo que yo”. Los turistas comienzan a irse. Mañana, con las primeras luces del día, volverán a abarrotar la pequeña callecita que tomará vida una vez más.

 

2 comentarios sobre “CAMINITO, LA CALLE MÁS “FOTOGÉNICA” DE BUENOS AIRES

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s