ROSARIO, ENTRE EL RECUERDO Y LA ACTUALIDAD

Rosario es ciudad multifacética como pocas, con aeropuerto internacional y hotelería según la necesidad de cada viajero, recostada sobre el Río Paraná no deja de crecer, se reinventa a diario sin abandonar su idiosincrasia.

Tiene lugares para visitar a lo largo de la ciudad que son imperdibles: el magnífico Monumento a la Bandera junto al río y a su embellecida costanera, sus plazas y el Parque de la Independencia convocan la concurrencia de turistas que deciden hacerse una escapada o pernoctar en ella durante varios días.

Pero Rosario también es la ciudad de los estudiantes por sus importantes universidades o de la actividad comercial que en ella se despliega. El rosarino se da tiempo para todo: un café con amigos, la clásica “picada” de la tardecita o simplemente caminar disfrutando del entorno.

En esta oportunidad, selecciono unos pocos lugares muy atractivos, todos con identidad propia que se destacan entre otros según la preferencia de los mismos lugareños. Son ideales para pasar momentos de encuentros, esparcimiento, recreación o relax.

BOULEVARD OROÑO

Es un muy buen plan caminar por el boulevard, se lo encuentra enmarcado entre residencias señoriales muchos de ellos devenidos en centros médicos o escuelas de renombre. Fue inaugurado en 1862 como parte de un programa urbanístico de la ciudad, en él las familias tradicionales construyeron mansiones y palacetes al mejor estilo europeo, muchos fueron derribados tiempo más tarde. Sin embargo, aún se conservan una cantidad considerable, sus fachadas se confunden con las palmeras y los plátanos del boulevard que corre de norte a sur a lo largo de gran parte de la ciudad. En el centro de esta arteria es posible ver esculturas y fotografías de las casonas antiguas sumándose y ampliando la movida cultural de Oroño.

DSCN0234

Es el lugar ideal para hacer caminatas (los domingos se convierte en área peatonal), disfrutar sentados en los bancos artesanales que se distribuyen con generosidad a lo largo de toda la vía que termina muy cerca del río. Quien desee hacer un alto en la caminata tiene más de una opción, una es ingresar al Museo Municipal de Bellas Artes J.B. Castagnino. Se encuentra en la intersección del boulevard y la avenida Pellegrini, enfrente del Parque de la Independencia.

En el otro extremo, con sus inconfundibles colores que se ven a lo lejos: Silos Davis. En la actualidad, es un Museo de Arte Contemporáneo ubicado en Av. De la Costa y Estanislao López. Es el lugar ideal para visitar la colección del museo muestra la producción de grandes artistas del Instituto Di Tella, así como de autores rosarinos de los años 60 entre otros. Esta última incorporación se debió al requerimiento del M. Castagnino por contener una gran colección de obras por lo que se adaptó el lugar según las nuevas necesidades. Además, cada tres años se llama a concurso para ir cambiándoles el color de la fachada a los antiguos silos, convirtiéndose de esta manera, ellos mismos, en una gran obra de arte.

Otras opciones para disfrutar son ingresar a los bares y pubs que reciben a los clientes con muy buen gusto en decoración y ambiente ideal para pasar un muy buen momento o deambular por sus ferias y cercano “mercado de pulgas”.

En los fines de semana todo Oroño se ofrece para el esparcimiento o la recreación, no respeta el día ni la noche. El recorrido es amplio y variado, así, los amantes de la fotografía tienen material más que abundante para tomar imágenes que los seducirán para volver a visitarlo una y otra vez.

DSCN0240

BAR EL CAIRO

Y si de lugares tradicionales se trata… ¿quién no ha oído hablar del Bar El Cairo? Fue inaugurado en el 1943 y reinaugurado en 2004. Es uno de los lugares más emblemáticos de Rosario, muy bien ubicado en pleno centro de la ciudad: en la intersección de las calles Sarmiento y Santa Fe.

WhatsApp Image 2018-06-13 at 10.45.38

Cuando uno traspone la puerta del local no solo se encuentra con un exquisito aroma a café, sino también con un mobiliario que, en gran parte, responde a la época de la inauguración. Y si, rápidamente, se dirige a la parte trasera del lugar, ya se encuentra con el “microcosmo” Fontanarrosa: la Mesa de los Galanes (intocable, en color rojo y cubierta de fotografías que recuerdan visitas de celebridades), una escultura que lo reproduce en cera, las antiguas paredes del Cairo que fueron conservadas, los souvenirs que lo evocan, los libros que escribió se exhiben para la venta a sus lectores.

El Cairo guarda miles de anécdotas de su ilustre visitante, si bien fue un lugar de encuentro de los intelectuales, bohemios y artistas de la época, circulan innumerables relatos todos ligados a un costumbrismo local de otro momento, que se empeña en persistir en el recuerdo hasta la actualidad. No fueron pocos los personajes que se obstinaron en pasar por El Cairo, amigos o colegas del Negro Fontanarrosa, uno de los célebres, sin duda, fueron Juan Manuel Serrat o Joaquín Sabina que han compartido largas charlas entre copas con el artista rosarino como anfitrión.

WhatsApp Image 2018-06-13 at 10.45.36

Todo en El Cairo remite al creador de Inodoro Pereira o Boogie el Aceitoso, todo conduce a sus libros, a su amor por Rosario Central. Decir El Cairo, en Rosario, es decir Fontanarrosa. Imposible visitar la ciudad sin llegarse degustar una cazuela o a tomar un café en el lugar y no recordarlo.

Llegar al atardecer al bar, entre luces muy moderadas y mezclarse con personajes mayores que se encuentran compartiendo una charla en la barra principal, muy cercanos al barman, en íntima y cálida camaradería, hace que uno entre en la mística Fontanarrosa y se pregunte si alguno de ellos es uno de los “galanes” o qué comentario podrá aportar del siempre bien recordado Roberto, el Negro, para amigos y público en general.

Una de sus frases más conocidas es “si hubiera que ponerle música de fondo a mi vida, sería la transmisión de los partidos de futbol”. Así lo muestra humilde y popular como pocos. Fue uno de los mejores historietistas argentinos, que, junto a sus cuentos, supo mostrar un humorismo un tanto costumbrista y popular, pero no poco agudo. Forma parte de una amplia galería de artistas que el rosarino se complace en exhibir, pero en él hay un aire de familiaridad que lo hace, quizás, el más respetado de todos.

MERCADO DEL PATIO

Frente a la Terminal de Ómnibus, en lo que fue la antigua estación ferroviaria hoy comienza a manifestarse, como uno de los imperdibles de Rosario, el Mercado del Patio. Surgió como un proyecto municipal para reconvertir el predio de El Patio de la Madera, un lugar histórico y con valor patrimonial.

Estas renovadas instalaciones prometen seguir creciendo e ir incorporando nuevos atractivos para los visitantes. En realidad, como su nombre lo indica, es un mercado de frutos regionales que son exhibidos en acogedores stands sin perder lo genuino del lugar remodelado. Los aromas de frutas, verduras y pescados recién extraídos del cercano río Paraná junto a otros productos se combinan para darle un toque muy particular a este nuevo paseo gastronómico sin precedentes en el interior del país.

WhatsApp Image 2018-06-13 at 10.45.37 (1)

Además, se convierte en un importante polo gastronómico donde se puede degustar exquisitos desayunos en sus galerías centrales o en el interior de cálidas panaderías donde uno puede armarlos según su propio gusto. Qué decir de la churrasquería que se destaca en uno de sus extremos; allí la carne argentina se presenta a la manera gourmet sin perder la huella del asado argentino, pero enriquecido no solo con los ingredientes que se acompañan, sino también con todo el mobiliario o la vajilla del lugar.

Es el lugar ideal para ir de compras o para agasajarse con la esmerada gastronomía del lugar, sin olvidar el paso obligado por los puestos de venta de helados, chocolates, vinos o entrar a hacer degustación de quesos y salames entre otros atractivos que ofrece el lugar. Y si de comprar un regalo se trata, es el lugar indicado para hacerlo: plantas, artículos de bazar con una onda muy campestre se sugieren en las vidrieras e invitan a entrar a locales que parecen auténticos almacenes de ramos generales de aquellos que solo quedan en el interior de las provincias.

WhatsApp Image 2018-06-13 at 10.45.37

El Mercado del Patio está empezando a florecer, es un proyecto nuevo y ambicioso que recuerda a célebres mercados de ciudades importantes del mundo.  Tiene tiempo y espacio suficiente para seguir creciendo, el gusto de los turistas y lugareños está haciendo que esto sea posible.

Lo cierto es que Rosario ofrece mucho más, será tema de otro artículo, me urge la necesidad de dirigirme hacia algunas de sus tradicionales librerías ubicadas sobre la peatonal, deseo deambular por sus góndolas, tomar algún volumen para hojear, sentarme a una mesa, pedir un café e ir viendo qué libro puede ser mi próximo compañero de viaje.

3 comentarios sobre “ROSARIO, ENTRE EL RECUERDO Y LA ACTUALIDAD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s